Star Wars: La trayectoria del Capitán Rex

Muchos han sido los soldados clon que han marcado etapa no sólo en The Clone Wars, sino en la saga Star Wars en general. Uno de ellos, quizá de los más bravos y honorables, es el que abarca nuestra cita de hoy. Avisamos de grandes spoilers de The Clone Wars y Rebels.

Rex

Hablamos ni más ni menos que del Capitán Rex. Formalmente bajo designación CT-7567, Rex era un Capitán y Comandante veterano de Reconocimiento Avanzado. Lideró la afamada Legión 501 de clones del Gran Ejército de la República durante las Guerras Clon. Al servicio de poderosos Generales Jedi, entre los que destacaban Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, Rex también entabló una inquebrantable amistad con la entonces padawan Ahsoka Tano. Amistad que trascendería los tiempos de dicho conflicto.

Rex

Más adelante, Rex se ocultó durante los Tiempos Oscuros del reinado del Imperio Galáctico, hasta que sirvió en los mismos puestos de Capitán y Comandante en la Alianza Rebelde, durante la Primera Guerra Civil Galáctica. Participó en numerosas batallas durante el trascurso de las Guerras Clon. Como líder de la 501, fue el segundo al mando en todas sus batallas a las órdenes de Skywalker. Asimismo, mantenía una relación bastante cercana al Comandante Cody durante esta etapa.

Rex

Rex: la vida de un capitán

Siempre combatiendo a la Confederación de Sistemas Independientes, Rex y sus hermanos trabajaban honradamente en primera línea de batalla. A lo largo de su carrera, Rex demostró ser un líder efectivo y que realmente se preocupaba por sus hombres, incluso cuando dudaba de su propio futuro y el del resto de clones.

El punto de inflexión, donde su liderazgo se puso a prueba, fue en la Batalla de Umbara. Allí se vio obligado a dirigir a la 501 bajo las órdenes del obstinado y agresivo General Jedi Pong Krell, el cual era un agente clandestino que veía con buenos ojos la causa separatista y odiaba a los clones. Las funestas experiencias con Krell le obligaron a reevaluar su rígida adherencia a las órdenes, aunque no fue la única vez que el Capitán cuestionó el propósito en la batalla.

Rex vs Krell

Un ejemplo notable, el cual marcaría varias doctrinas de su futuro, fue durante la Batalla de Saleucami. Allí conoció a Cut Lawquane, un soldado clon desertor que tenía su familia y su propia granja en el planeta. Rex, tras conocer a su familia y luchar juntos en un último bastión contra los droides, permitió que Cut continuara su vida fuera de las líneas republicanas, sin represalia.

Cut Lawquane

Rex también entrenó personalmente en combate a los insurgentes locales de Onderon, que ansiaban la emancipación de su mundo. Siendo un ejemplo para todo combatiente ajeno e interno, no pasaría mucho tiempo hasta que la fe de Rex en la República se viese comprometida. Esto relució durante el juicio contra Ahsoka Tano, época de múltiples injusticias contra la Jedi, y el asesinato de su compañero Fives. Fives era un clon que se rebeló al descubrir un complot que relacionaba a los propios clones con la destrucción de la Orden Jedi.

Fives

A través de unos chips implantados en sus cabezas desde que nacían, los clones guardaban en secreto un protocolo que, al activarse con una clasificación especial de orden, darían caza a cualquier Jedi, catalogándolo de traidor a la República. La muerte de Fives hizo a Rex conocedor del complot, lo cual le ayudó a extirparse el chip, momentos después de ser promulgada la Orden 66. A pesar de que el chip ya había reaccionado en Rex, por lo cual intentó eliminar a Ahsoka, ella le llevó al quirófano del crucero en el que viajaban.

Mientras el resto del pelotón clon trataba de eliminar a Ahsoka, ella ayudó a Rex a extirparse el chip. Una vez logrado, ambos se defendieron del resto de los clones, mientras que descubrían que dicha orden había sido ejecutada alrededor de toda la Galaxia. Estos acontecimientos tuvieron lugar tras el Asedio de Mandalore, donde Ahsoka se enfrentó y capturó a Maul, y durante los acontecimientos de La Venganza de los Sith. A raíz del ataque clon, Maul logró escapar.

Rex

El crucero en el que viajaban Ahsoka, Rex y el resto de clones se estrelló en un páramo congelado, y los dos héroes fueron los únicos supervivientes. Para engañar al recién nacido Imperio Galáctico, colocaron todos los cascos de los soldados caídos en hilera, a modo de funeral, y dejaron rastros de sí mismos para fingir sus muertes y huir. Ahsoka dejó una de las espadas láser que Anakin le regaló antes de ir a rescatar a Palpatine de las garras de Grievous.

Tiempo después, el mismísimo Darth Vader encontró dicha espada, dando a la antigua aprendiz de Skywalker por muerta. Antes de abandonar el páramo, visualizó un ave en la lejanía. Ave que simbolizaba la luz hacia la que marchó Ahsoka, mientras Vader regresaba a su oscuridad. Durante muchos años, el paradero de Ahsoka y Rex fue desconocido.

Darth Vader

Sirviendo a la Alianza Rebelde

Durante muchos años, Rex vivió ya como anciano en el páramo desértico de Seelos. A bordo de un antiguo caminante republicano, transformado en vivienda andante, se dedicaba a cazar grandes criaturas nativas para comer junto a sus hermanos. Sí, en algún momento de la historia, Rex encontró a otros dos antiguos hermanos clones que extirparon los chips de sus cabezas. Estos eran los comandantes Gregor y Wolffe, siendo este último el antiguo líder del Batallón 104, del famoso Escuadrón Wolfpack, bajo las órdenes del General Jedi Plo Koon.

Rex, Gregor y Wolffe

Hallados por la célula rebelde Fénix y sus tripulantes, los tres clones se unieron a ellos. En las filas de la célula rebelde, contactaron con el activo clandestino Fulcrum, que enviaba objetivos imperiales a los rebeldes para desmantelar toda actividad imperial en la Galaxia. Con la revelación de que Fulcrum era el nombre clave utilizado por Ahsoka Tano, Rex se reencontró al fin con su antigua hermana de armas. Rex volvió a la batalla y se convirtió en un aliado confiable de la célula de los Espectros, donde forjó buenas amistades con un Jedi superviviente a la Purga, Kanan Jarrus, y su aprendiz, Ezra Bridger.

Rex y Ahsoka

Durante las primeras etapas de la Rebelión, Rex ayudaría con sus habilidades de campo a avanzar en la causa rebelde contra el Imperio. Finalmente, fue promovido al rango de Comandante, liderando numerosas incursiones. Llegó a luchar también en la Batalla de Endor, donde vio la derrota del Emperador Palpatine, la redención de su ex-General Jedi Anakin Skywalker y la destrucción de la Segunda Estrella de la Muerte. Ocupó una localización decisiva junto a los rebeldes que acompañaban a Han Solo para desmantelar los escudos de la luna.

Rex Endor

Rex Endor

Habilidades y distinciones

Durante su vida, fueron muchas las incursiones que Rex lideró contra el Ejército Droide. Por ello, estaba familiarizado con la robolobotomía, y sabía cómo estudiar el interior de cualquier maquinaria para extraer información o recuperarla. Además, aunque su habilidad destacaba en el uso de dos blásters de mano al unísono, también estaba fuertemente entrenado en combate cuerpo a cuerpo.

Rex

Sumadas todas las habilidades aprendidas, la genética de su huésped original, Jango Fett, hacía también que muchas de estas habilidades ya fueran adquiridas en sus primeras etapas de entrenamiento como habilidad natural. Sabía también cómo enfrentar a criaturas de características especiales, como las arañas krykna de la Base Chopper, los cuarteles de la célula Fénix en el planeta Atollon. También sabía manipular maquinaria de todo tipo y podía pilotar diversos modelos de naves, siendo característico en su etapa rebelde el Ala-Y.

Ala-Y

Entre sus mayores distinciones, además de haber sido Capitán Clon de la República, también ha alcanzado importantes rangos en la Célula Fénix, en la Unidad Massassi liderada por el General Jan Dodonna y obteniendo reconocimiento por formar parte del Equipo de Ataque de Endor. Tras finalizar la Guerra Civil, se desconoce por el momento si continuó batallando o se retiró.

De continuar en filas rebeldes, probablemente estuvo en la batalla final contra las remanentes imperiales en Jakku, donde la maquinaria restante cayó definitivamente. También se desconoce la fecha de su fallecimiento, aunque debido a su avanzada edad en etapa imperial, probablemente pereció en algún momento previo a El Despertar de la Fuerza. No obstante, de continuar con vida durante la Gran Guerra, probablemente sería un afiliado a la Resistencia y a la Nueva República.

Y hasta aquí la historia del Capitán Rex, uno de los clones más afamados de la saga. ¿Te parece interesante su longeva aventura por la Galaxia? No dudes en hacérnoslo saber, ¡y que la Fuerza te acompañe, siempre!

Bienvenido a Súper Ficción, tu web de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

 

¡Déjanos tu opinión aquí!

A %d blogueros les gusta esto: