El motivo por el que Emilia Clarke casi abandona Juego de Tronos

El motivo por el que Emilia Clarke casi abandona Juego de Tronos

La interpretación de Emilia Clarke como Daenerys Targaryen en Juego de Tronos se convirtió en un fenómeno global. Su evolución de una joven tímida a la poderosa Madre de Dragones cautivó a audiencias de todas las edades, y su personaje se convirtió en un ícono cultural.

En la cúspide de su fama, Clarke se enfrentó a una lucha que puso en riesgo no solo su carrera sino su vida: una enfermedad que casi le cuesta su papel en la serie.

Índice
  1. La enfermedad que casi le cuesta el trono
  2. Daenerys Targaryen: El papel que definió una década

La enfermedad que casi le cuesta el trono

regreso Daenerys
Daenerys sufrió la misma enfermedad que Bruce Willis.

Después de concluir la primera temporada de Juego de Tronos, Clarke sufrió una hemorragia cerebral que la llevó de emergencia al hospital. Un segundo incidente, dos años después, resultó en una cirugía complicada. Estos eventos la dejaron con afasia, un trastorno del lenguaje que afecta la capacidad de hablar y entender, una condición particularmente devastadora para una actriz.

Clarke no temía a la muerte tanto como temía perder su papel en Juego de Tronos. En una entrevista con Harper's Bazaar, Clarke expresó su determinación: "No tenía miedo de morir. ¡Tenía miedo de que me despidieran! Decidí que esto no iba a definirme. No iba a ceder ante ningún sentimiento de '¿Por qué a mí? Esto es terrible'. Estaba como: 'tengo que volver al set'".

Con un espíritu inquebrantable, Clarke superó sus problemas de salud y continuó interpretando a la aspirante al Trono de Hierro hasta el final de la serie en 2019.

A pesar de la final polémica del arco de Daenerys, la actuación de Clarke como la Khaleesi sufriente se mantuvo como un punto alto de la serie. Ahora, consciente de que muchos no logran superar la afasia, preside la organización SameYou, que ayuda a quienes sobreviven a recuperarse de lesiones cerebrales.

Daenerys Targaryen: El papel que definió una década

Daenerys Targaryen no es solo un personaje; es un fenómeno cultural que trascendió la pantalla para convertirse en un símbolo de poder, resistencia y transformación. Interpretada con una mezcla de vulnerabilidad y fuerza por Emilia Clarke, Daenerys capturó la imaginación de millones, convirtiéndose en un estandarte para las conversaciones sobre liderazgo femenino y complejidad de personajes en la televisión moderna.

Durante la década en que Juego de Tronos reinó en el panorama televisivo, el arco de Daenerys, desde su inicio como una joven exiliada hasta convertirse en la Conquistadora de cadenas, fue una narrativa que resonó profundamente con la audiencia. Su evolución reflejó un viaje que muchos espectadores sintieron íntimamente: la lucha por encontrar y afirmar la propia identidad en un mundo que a menudo es hostil y desafiante.

Adonis

Director de contenidos en Súper Ficción - Amante de Marvel Studios, el universo de DC y de Star Wars, aunque escribo sobre lo que haga falta.

Subir