CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍASERIES DE CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍASTRANGER THINGS

La condición que Millie Bobby Brown puso para seguir en Stranger Things

Con el final de la temporada 4 de Stranger Things a la vuelta de la esquina, y la confirmación de que tendremos quinta temporada, empezamos a conocer pequeños detalles y curiosidades de cómo ha sido el desarrollo de la serie. Ha sido la propia Millie Bobby Brown (Eleven – Once) la que nos ha dejado la primera de esas curiosidades sobre cómo se amoldan a sus papeles los actores de la serie.

Aunque a veces no nos lo parezca, los actores son personas humanas. Según aumenta su fama, se ven envueltos en más de un proyecto a la vez. Incluso esta manera de reconocimiento por parte de las productoras les ocasiona más de un problema de agendas o de caracterización que les obliga a poner alguna condición o exigencia para sus futuras interpretaciones.

La actriz se opuso volver a hacer algo que caracterizó a su personaje en el inicio de la serie.

Este es el caso de la actriz británica (nacida en España) que, desde su primera aparición en Stranger Things, solo ha visto como su carrera despegaba de manera estratosférica. Su evolución en pantalla, dando vida a Eleven (u Once en la versión castellana), es más que evidente y como es habitual por razones de obvias, también la evolución de la actriz a la que hemos visto convertirse en una de las mujeres con más reclamo del mundo de la interpretación.

Pues bien, esa evolución ha sido la “responsable” de que Millie Bobby Brown haya puesto una serie de peticiones para seguir con el papel que le ha dado la fama. Dicha petición no fue nada más y nada menos que la de no tener que volver a raparse la cabeza para interpretar a Eleven en los flashbacks que nos cuentan y descubren un poco su historia.

¿Cómo ha conseguido Millie Bobby Brown mantener su melena?

Para poder satisfacer su, por otra parte, entendible petición, los productores se reunieron con el equipo de maquillaje y vestuario para poder abordar este “problema” y así poder filmar las escenas de los recuerdos de Eleven que son tan características de todas las temporadas de Stranger Things.

Por lo que sabemos no fue un proceso fácil para nadie. Lo más normal, rápido y fácil para abordar este tipo de cambios tan drásticos y dotarlos de mayor realismo, es que las productoras graben primero las escenas en las que la actriz aparece con el pelo largo. Y después pegan el tijeretazo y ruedan las escenas con el nuevo look del personaje. Por contra, el actor tiene que someterse a un pequeño sacrificio capilar que, no obstante, el tiempo corrige de manera natural.

En el caso de Millie Bobby Brown durante la temporada 4 de Stranger Things ha sido diferente. La actriz se ha sometido a largas sesiones de peluquería y maquillaje para poder lucir su rapado característico de niña de laboratorio.

¿Qué os ha parecido la solución?

El proceso no es tan sencillo como parece. Primero a la actriz se le debe poner una especie de vendaje en la cabeza para mojar, alisar y aplastar su pelo para que quede lo más fino posible. Una vez hecho esto, se le esconde poniéndola encima la peluca que tiene el peinado tan corto y característico que hemos visto en los flashbacks. Peluca que, por otro lado, se ha ido haciendo pelo a pelo, fijándose en cada plano ya rodado en las anteriores temporadas. Y después hay que hacer invisible dicha peluca maquillando la cabeza de la actriz para disimular la posible diferencia delante de cámara y hacer que no se despegue durante el rodaje.

No te olvides de seguirnos en Instagram y Twitter para no perderte las últimas novedades.

No te vayas sin leer:

Stranger Things: ¿Vecna ha estado ahí desde el principio y no lo vimos?
La temporada 5 de Stranger Things tendrá un gran salto temporal
Stranger Things 4: El final de temporada tendrá más efectos especiales que toda la tercera temporada

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba