CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍACINE CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA

Crítica a Moonfall, la nueva película catastrófica de Roland Emmerich

Hemos tenido la oportunidad de ver con unos días de antelación la nueva película de Roland Emmerich que se estrena este próximo 4 de febrero. La cinta está protagonizada por Patrick Wilson (Watchmen, Aquaman), Halle Berry (X-Men, John Wick Chapter 3) y John Bradley-West (Juego de tronos). Aquí nuestra crítica a Moonfall.

Hemos visto el fin del mundo en cientos de películas. De hecho, Emmerich ya ha tratado el cine de catástrofe en otras de sus películas como Godzilla, 2012, El día de mañana o Independence Day. Aunque no viene de más destacar también otras películas de su filmografía como El Patriota, Soldado Universal o Stargate. En Moonfall, el veterano director reúne a un buen elenco de actores para hacer frente a probablemente la amenaza más grande que haya tratado Emmerich en alguna de sus películas.

Crítica a Moonfall (2022)

¿Repite la fórmula de las películas de fin del mundo o es totalmente innovadora?

La cinta nos sitúa en las vidas de Brian Harper (Patrick Wilson) y Jo Fowler (Halle Berry). En 2011 estos astronautas sufrieron la perdida de un compañero en una misión espacial debido a una fuerza misteriosa. En el presente nos encontramos en que ambos están en una situación parecida, ambos están divorciados y mantienen una relación algo complicada con sus hijos. Pero mientras que Brian ha perdido el prestigio y ya no es astronauta después de alegar que lo que les atacó en la misión fue algo alienígena, Fowler ahora está en un rango más alto.

Cuando la órbita de la Luna se ve afectada por la fuerza desconocida el destino vuelve a unir a los excompañeros. Junto a un experto conspiracionista (John Bradley-West), quien será el alivio cómico de la película, Brian y Jo deberán intentar salvar el satélite, el cual se dirige a la Tierra a toda velocidad, y por ende a la humanidad entera.

Pues bajo esta premisa iba a ver Moonfall, una cinta que parecía ser una más sobre fines del mundo, pero que realmente ha plantado una semilla muy interesante. Si bien se vuelve a repetir la fórmula de juntar a un equipo para salvar el mundo de un desastre imparable, en esta película Roland Emmerich ha innovado en algo. Aunque idea final del filme pueda parecer algo disparatada, luego está bien ejecutada; y ya estoy hablando de la segunda mitad de la cinta. Así que volvamos al inicio.

No todos los personajes de la película parecen relevantes o igual de interesantes

Como he dicho, tenemos un elenco de actores bastante atractivo. Por una parte, tenemos al personaje de Patrick Wilson, quien lo interpreta con bastante resultado y está muy bien construido. Además es con el que más llegamos a empatizar. Luego tenemos a Halle Berry, que su historia no resulta tan interesante como la del astronauta Brian Harper. Y es que como dije ambos personajes principales se encuentran en una situación muy parecida al principio del film, al menos en cuanto a lo familiar.

Y es que la familia es uno de los principales temas en la película y es la motivación de los personajes. Que los dos personajes protagonistas tengan una historia familiar tan parecida hace que con el segundo que te presentan no sientas lo mismo que con el primero. Ambos separados de sus respectivas parejas, ambos queriendo volver a ver sus hijos…

Incluso los hijos de ambos tienen una trama secundaria, que aunque es entretenida de ver y no saca de la cinta, está llena de clichés en muchos momentos: largas persecuciones en coche esquivando o huyendo de algo, cúmulos de casualidades a niveles extremos o situaciones donde te replanteas la inteligencia de los personajes. Además, los actores no tienen mucho carisma en pantalla y en las situaciones sentimentales no logran transmitir mucho.

Lo más destacable de Moonfall y lo que eché en falta

Aparte de la innovación previamente comentada, o bueno, mejor dicho, ese giro que presenta Roland Emmerich frente a todo lo visto en este tipo de películas, lo más destacable se encuentra en el sonido y la imagen. Y es que como de costumbre en las cintas catastróficas vemos escenarios donde el sonido hace retumbar toda la sala y donde la fotografía hace que nos estremezcamos al pensar que eso pudiese llegar a suceder en la vida real.

Las secuencias donde vemos la Luna acercándose a la Tierra son muy hermosas de ver, o los edificios arrasados por los meteoritos. Y hablando de estas tomas, he echado en falta un elemento que considero muy importante. Antes he comentado que la trama secundaria con los hijos de los protagonistas está entretenida pese a todas los clichés que van surgiendo, pero es que quita tiempo en pantalla a cosas que podrían ser más interesantes. Y no me refiero a la trama principal con Wilson y Berry; eso está muy bien contado y se toman su tiempo. Me refiero a que no vemos otras perspectivas de la catástrofe.

La cinta se centra solo en lo que pasa con los astronautas y lo que pasa con sus hijos. Me hubiese gustado ver más escenas donde viésemos la repercusión que está habiendo en diferentes partes del mundo: manifestaciones (que se ven algunas, pero por pocos segundos), más saqueos y otros puntos de vista como en los medios de comunicación o en figuras políticas. Aunque sobre todo hubiese estado muy bien ver destrucción en otros lugares que no sean edificios emblemáticos de los Estados Unidos.

La comedia en exceso ya empieza a cansar en este tipo de producciones, pero no creo que sea el caso de Moonfall

En cuanto al alivio cómico, viendo los avances de la película me imaginé que sería algo más insoportable e irritable, pero lo cierto es que el personaje John Bradley-West llega a caer bien. Y si bien su humor no me ha acabado de convencer, no es un punto en contra que quiera destacar especialmente. De normal en las películas de los últimos años con este género siempre hay un personaje que te saca totalmente y que solo está ahí para hacer chistes. Moonfall tiene ese personaje, pero también tiene un desarrollo y un propósito final y eso es algo de agradecer. Lo que no me gustó tanto fue la escena final, que aunque plantea algo interesante me sobra totalmente. No la comentaré más para no hacer spoilers.

Para finalizar con la crítica de Moonfall y concluir debo decir que la película me sorprendió bastante y que la recomiendo a todo aquel que disfrute de este tipo de cine. Hay muchas cintas del fin del mundo y muchas de ellas siempre caen en los clichés y en el humor absurdo, pero esta, pese a que los tiene, logra mantenerte atento en todo momento disfrutando de lo que ves en pantalla.

Y bien lector, ¿Qué te ha parecido nuestra crítica a lo nuevo de Roland Emmerich, Moonfall? Estaríamos encantados de poder saber tu opinión cuando hayas podido tener ocasión de verla, así que puedes seguirnos en nuestras redes sociales y dejarnos tu comentario.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba