CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍACINE CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA

[Reseña sin spoilers]: Raya y el último dragón, una aventura cliché pero divertida

Tras más de 1 año sin estrenar película, Walt Disney Animation Studios ha regresado con Raya y el último dragón. La película ha llegado con un estreno simúltaneo en cines y en Disney+ Premium Access. Lejos de ser de lo mejor del sello Disney, la cinta es una mezcla de artes marciales con mucho humor, personajes carismáticos y valores como la confianza y la hermandad que hacen mucha falta hoy en día.

AVISO: La siguiente crítica no posee spoilers de la película. Todo lo que se menciona aparece en adelantos o en la sinopsis de la película.

¿De qué trata Raya y el último dragón?

Lo primero es saber de qué trata la película. Raya y el último dragón nos traslada a Kumandra, un mítico mundo en el que hace 500 años, dragones y humanos convivían en armonía y alegría. Sin embargo, pronto su felicidad puso fin cuando aparecieron los Druuns, una plaga de criaturas malignas que convertían todo en piedra a su paso. No obstante, gracias al sacrificio de los demás dragones, Sisu, el último dragón logró vencerlos salvando así a la humanidad. Pero la humanidad lejos de que dicha tragedia les uniera más, acabo por dividirlos ya que todos querían poseer la mágica bola que detenía a los Druun de regresar.

[Reseña sin spoilers]: Raya y el último dragón, una aventura cliché pero divertida

Ahora, 500 años más tarde, Kumandra acabó por dividirse en diferentes zonas enfrentadas. En un intento de alianza, los diferentes pueblos luchando por conseguir la bola mágica de poder acabaron liberando accidentalmente a los Druun. En un mundo distópico, hóstil y enfrentado, Raya, una joven guerrera intentará encontrar a Sisu, el último dragón, para poder salvar a Kumandra y reconstruir un mundo devastado por los Druun.

Una vez conocemos el argumento y a los personajes, toca hablar de lo bueno y lo malo de la cinta.

Raya y el último dragón, divertida pero con una estructura reusada

La película es entretenida, es decir, con sus casi dos horas, es la cuarta película de Disney Animacion más larga y sabe mantener en todo momento la mezcla entre diversión, acción y aventura. La cinta tiene un sentido al más puro estilo aventuresco o de videojuegos de el héroe, o en este caso la heroína, tratando de recuperar ciertos objetos para poder salvar al mundo de una amenaza. Una estructura bastante típica y un tanto cliché, evitemos cualquier comparativa con Avatar: The Last Airbender, pero que aquí funciona manteniendo un ritmo constante de seguir con la aventura. Es decir, la película por así decirlo posee una historia que hemos visto multitud de veces. No obstante, sabe reutilizar la fórmula añadiendole sus propios valores creando un cóctel para toda la familia.

[Reseña sin spoilers]: Raya y el último dragón, una aventura cliché pero divertida

Con Raya, Disney nos deja claro de que mientras Pixar se centra más en proponer temas un tanto controvertidos y más maduros como puede ser Soul o Inside Out. Por lo contrario, Disney Animation se centra en crear historias más para un público juvenil casi infantil con colores vivos, aventura y diversión. Que aunque pueda parecerlo, no lo digo como algo malo. Cada estudio produce y desarrolla sus películas pensando en objetivos y públicos diferentes.

La riqueza de sus personajes

Raya y los secundarios

Vale, ahora que ya hemos dejado atrás mi única queja, toca ponerse con todos los halagos.  Tras la presentación de Kumandra al más puro estilo Black Panther, la película muestra el estado divisivo y hóstil que posee la nación. A continuación muestra la avaricia de la humanidad, que luchando por la bola de poder, accidentalmente liberan a los Druun. En ese momento, la película ofrece un salto temporal pasando a un mundo post-apocalíptico. En él, Raya intenta encontrar a Sisu, cosa que como vemos en el trailer, consigue. Juntas, se embarcan en la aventura por recuperar las piezas restantes de la bola de poder. A lo largo de su camino van haciendo diferentes amigos de otras zonas de lo que era Kumandra. Es en ese momento en el que la película toma otro valor, la pérdida, ya que dichos personajes son huérfanos, son personas devastadas y solitarias, que se unen a Raya para poder recuperar a sus seres queridos. Prefiero contar poco de los acompañantes de Raya porque son de lo mejorcito de la película, y es mejor disfrutar de ellos sin que te digan nada de quiénes son.

[Reseña sin spoilers]: Raya y el último dragón, una aventura cliché pero divertida

La antagonista

Por el otro lado, Raya posee su archienemiga, Namaari, la hija de la soberana de Fang Land, otra zona de Kumandra. Mientras Raya intenta recuperar las bolas. Namaari intenta detenerla ya que desde la liberación de los Druun, su pueblo ha vivido una época de gracia. Así, a lo largo de la película, vemos a ambos personajes enfrentarse en épicas batallas de artes marciales con todo tipo de peculiares armas.

[Reseña sin spoilers]: Raya y el último dragón, una aventura cliché pero divertida

Sisu, la última dragona

Por último, tenemos Sisu, la última dragona. Ella, a diferencia de Raya, cree que el único modo de que la humanidad puede liberarse es mediante la unidad, la hermandad y la confianza mutua. La temática que mantiene la película a lo largo de la película. Un valor que en el mundo actual hemos olvidado y que necesitamos hoy más que nunca. Además de impulsar esos aspectos, Sisu es un personaje divertidísimo y con carisma, en especial gracias a la voz de Awkwfina. Y es que la dragona le da el tono humorístico a un mundo hóstil.

Walt Disney Animation

Una exquisita animación

Para finalizar, me gustaría resaltar que al igual que muchas otras películas de Disney, Raya y el último dragón ofrece una genial animación en la que cada personaje y detalle de la película está increíblemente realizado lo más realista y detallado posible. Y no solo tema calidad sino también los propios gestos faciales y corporales de los personajes hacen que parezcan casi personas humanas. La animación cada vez se supera más y más y esta película es un claro ejemplo de ello.

Walt Disney Animation

Como conclusión, Raya y el último dragón es otra gran película del sello Disney. La película es una aventura perfecta para todas las edades con personajes carismáticos y muy humanos y una animación increíblemente detallada y realista. La cinta es divertida, emotiva y con mucha acción de artes marciales. Un cóctel perfecto para pasar un gran momento en compañía de toda familia y amigos.

Nota: 8/10

Bienvenidos a Super Ficción, tu web de fantasía, superhéroes y ciencia ficción.

Raya y el último dragón ya está disponible para ver en cines y en Disney+ Premium Access.

Miguel Villacorta Chiotti

Periodista de entretenimiento en Super Ficción y El Generacional. Estudiante de Periodismo + Comunicación audiovisual en la URJC. Amante del cine y la televisión. Aspirante a cineasta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba