CÓMICSCÓMICS DEL UNIVERSO MARVEL

Veneno: Noches de Venganza/Guerra de simbiontes | Reseña

Como ya hemos visto en artículos anteriores, los años 90 fueron buenos tiempos para Veneno. En Súper Ficción estamos haciendo un seguimiento a toda esa etapa a través de los 100% Marvel HC. Es decir, la recopilación de todas esas historias en tomos que las agrupan de dos en dos.

En el artículo que precede a este, reseñamos Veneno: El Enemigo Interior/El Macero y hoy seguimos con Veneno: Noches de Venganza/Guerra de Simbiontes. Ambas historias ocupan desde agosto de 1994 a marzo de 1995. Estamos ante un tomo que sigue el formato en tapa dura que hemos mencionado ya, 208 páginas a 22€.

Veneno: Noches de Venganza/Guerra de simbiontes supone aire fresco para las historias del simbionte

El equipo creativo esta formado por Howard Mackie al guion, Ron Lim y Ron Randall al dibujo y Tom Smith al color. Noches de Venganza sigue la estela de las historias anteriores. Un Veneno muy musculado que protege a los habitantes de la ciudad subterránea de San Francisco y que hace equipo con otro “héroe”. En este caso, el compañero de veneno será Venganza, antagonista habitual de Ghost Rider y que tiene una estética bastante peculiar y propia de la época. Además, en esta historia se introduce también un posible interés amoroso en Eddie Brock y Veneno por parte de dos personajes femeninos. Esto ya se intuía mínimamente en tomos anteriores pero no a este nivel.

Hijos de Veneno

Lo mejor de Noches de Venganza es la rapidez del guion y la aparición de villanos alienígenas que absorben otras formas de vida. Sin olvidar, que al final de la historia, se conecta perfectamente con la siguiente: Guerra de Simbiontes. El dibujo de Ron Lim también sigue la estela de todo lo anterior por lo que no hay cambio.

Si pasamos a Guerra de Simbiontes aquí la cosa cambia. Supone aire fresco en la historia de Veneno, ¿por qué? Pues porque ya no estamos en la ciudad subterránea de San Francisco sino que estamos en un laboratorio que ha separado a Brock del simbionte. Al tiempo que aparece la supuestamente extinguida Fundación por la vida que ya vimos en Veneno: Protector Letal. La vuelta al pasado le sienta genial al guion y la aparición de los llamados “Hijos de Veneno” aún más. Tiene sus partes flojas, pero en general es una historia muy fluida. Aquí el dibujo de Ron Randall gana enteros aunque no he entendido por qué los agentes federales tienen un traje tan parecido al de Cíclope en sus tiempos clásicos.

La aparición de los “hijos de Veneno” es lo mejor de la historia

Como digo, una historia mucho mas fluida y que al tener un aire renovador hace que se coja con más ganas. Lo interesante es que es la historia perfecta para introducir el siguiente tomo de esta colección, Veneno: Matanza Desencadenado/Redención.

No quisiera acabar sin destacar, de nuevo, al gran protagonista de este Veneno: Noches de Venganza/Guerra de simbiontes, Howard Mackie. Gracias a sus ideas, recuperamos al simbionte y volvemos a tenerlo en dos buenas historias.

Bienvenidos a Superficcion, tu web de fantasía, superhéroes y ciencia ficción.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba