Reseña del Batman de Morrison: Batman contra Robin (6)

Batman contra Robin Morrison

Si en la reseña anterior dijimos que el Batman de Grant Morrison empieza a hacerse grande, esto se confirma en Batman contra Robin. El nuevo dúo dinámico, compuesto por Dick Grayson bajo la capa de Batman y Damian Wayne en el papel de Robin, seguirá enfrentándose al legado de Bruce Wayne. Proceso que cada uno realizará a su manera, mientras se empiezan a desvelar pistas sobre el paradero de Bruce. 

La edición

Como viene siendo habitual en nuestras reseñas del Batman de Grant Morrison, aprovechamos este punto para aclarar que el Batman contra Robin está dentro de la colección Batman Saga. Como hemos aclarado en el resto de ocasiones, en esta colección (que por lo demás es estupenda), es fácil confundirse. Esto se debe, entre otras cosas, a que en el Batman Saga de Grant Morrison se incluyen todas las historias de otros autores relacionadas. Nosotros exclusivamente estamos reseñando los tomos guionizados por Morrison. Hasta ahora, los que llevamos reseñados son los siguientes:

  1. Batman e hijo.
  2. La Resurrección de Ra’s al Ghul.
  3. El Guante Negro.
  4. Batman RIP.
  5. Batman y Robin: Renacidos.

Para los que seáis completistas y queráis leer el resto de los tomos, os remitimos a la guía de lectura de ECC. El tomo de hoy es en tapa dura, tiene 168 páginas y un precio de 19,95 euros.

Los autores: se nota la falta de Frank Quitely

La principal diferencia en el apartado gráfico del Batman contra Robin de Morrison respecto al tomo anterior es lo que ya ocurrió en los números finales de éste: no está Frank Quitely. En el tomo anterior su sustituto sería Philip Tan. En este, se reparten la tarea Cameron Stewart y Andy Clarke, y ambos cumplen muy bien.

No es una cuestión baladí, pues Frank Quitely consigue crear en pocos números una estética muy particular y muy asociable a esta etapa. De los dos dibujantes, Cameron Stewart tiene un estilo más convencional, con un acabado más limpio. Andy Clark tiene un estilo más parecido al de Frank Quitely que, para mi gusto, funciona mejor. Tiene detalles que encajan perfectamente con lo que espero, como es el traje de Batman de Dick Grayson, que le queda algo arrugado y le hace ver más delgado de lo que era Bruce. De algún modo, esto nos está contando que el manto de Batman es antinatural para Grayson, que no termina de encajar con él. No todo es cuestión de narrativa, el estilo puede y debe contar historias.

Sí que tenemos a Quitely en las portadas, aunque para el tomo han optado por una de Cameron Stewart mucho menos icónica. En los guiones, Grant Morrison se muestra algo más convencional, recogiendo tramas y dando pistas del futuro.

Portada Batman contra Robin Frank Quitely

La dinámica de Batman y Robin sigue funcionando genial, pese a las dificultades

Como hemos dicho al principio, en este cómic los dos protagonistas están haciendo frente, a su manera, al legado de Bruce Wayne, cuya sombra es muy alargada. Dick Grayson está empeñado en recuperar a nuestro héroe de siempre, con un plan que involucra una Fosa de Lázaro, y que sale muy mal. Y es que, como se nos explica en el propio cómic, el que era bueno haciendo planes era Bruce, no Dick.

Damian Wayne, por su parte, toma las riendas de Industrias Wayne, y cada vez está más cómodo en su nuevo rol. Tanto que llega a plantearse si su padre le dejaría seguir siendo Robin. Sin embargo, sus dificultades acaban de empezar, pues en este cómic descubrimos que su madre, Talia al Ghul, tiene manipulada la mente para poder controlarlo. Así, con un plan que implica a cierto mercenario asesino del universo DC, tratará de acabar con el propio Dick Grayson.

Mientras tanto, se empieza a despejar la incógnita del paradero de Bruce Wayne. Sin entrar en spoilers, parece tener algo que ver con la historia de los Wayne.

Dick Grayson Damian Wayne

Nuevos personajes, alguno de ellos no tan nuevos

Una de las cosas a destacar de este tomo, es la aparición de nuevos personajes, que al menos son nuevos en la etapa de Morrison. Este es el caso de Batwoman, que no tiene nada de nueva, pero no la habíamos visto por aquí, y tiene una trama realmente divertida y sorprendente. Parece más hecha para trabajar con Dick Grayson que con Bruce. Batwoman hará team up en Inglaterra no solo con Dick, también con el Caballero y la Escudera, a los que ya pudimos ver en El Guante Negro, pero con un protagonismo menor.

También tenemos personajes que sí son nuevos, como los villanos Pearly PrincePearly King, muy divertidos y muy del Grant Morrison más desenfrenado. Especialmente relevante resulta otro nuevo personaje, el misterioso detective Oberon Sexton, cuya identidad no se desvela hasta el final del tomo. Y creedme, supone un giro alucinante que nos hace replantearnos todo lo que hemos leído. Batwoman Batman contra Robin

Continúa una etapa magnífica que empieza a parecer demasiado poco

Si en la reseña del tomo anterior me deshice en alabanzas, en la de este tengo que hacer lo mismo, porque mantiene el nivel. Sigue siendo una historia refrescante, con una magnífica dinámica Batman-Robin que nos demuestra que, pese a los muchos años de colección, todavía es posible experimentar con los conceptos de siempre. En este tomo, Morrison va más al grano con lo que nos quiere contar, y ya no tenemos la sensación de una primera aventura como en el anterior, ahora empezamos a vislumbrar el final.

Y, si se le puede poner una pega a este cómic (junto a la falta de Frank Quitely) es ésta. El acelerón respecto a la trama del paradero de Bruce Wayne nos hace pensar que el statu quo va a volver a la normalidad más pronto que tarde. De ser así, será una pena, porque el Batman de Dick Grayson y el Robin de Damian Wayne dan para muchas, muchísimas historias.

página Batman contra Robin Morrison

Todo esto está dentro del terreno de la conjetura. Seguiremos leyendo, maravillándonos y dejándonos sorprender con esta etapa que, tras seis tomos, ya podemos empezar a decir que es magnífica.

Bienvenido a Súper Ficción, tu web de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

 

¡Déjanos tu opinión aquí!

A %d blogueros les gusta esto: