Tu web con noticias de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

Os contamos la Odisea que ha vivido Marvel con los derechos cinematográficos de sus personajes desde la década de los 90 hasta la actualidad.

El desastre:

La pérdida de Marvel de los derechos cinematográficos de sus personajes comenzó al final de la década de los 80. En este momento se produjo el conocido como “el renacimiento de los comics”, o “2ª Edad de Oro”. Toda la década resultó ser muy lucrativa para las grandes empresas del cómic americano. Este abundante éxito sirvió como reclamo para numerosos inversores que deseaban invertir en la industria.

En 1988, el conglomerado de Ron Perelman: Andrew’s Group, compró a Marvel Comics y tomó la decisión de crear una distribuidora propia para la editorial. El nombre de esta distribuidora fue Heroes World Distribution.

El problema con Heroes World Distribution fue que pretendía competir contra la gran distribuidora de cómics de la época: Diamond Comics.

El comienzo de la tragedia ocurrió cuando la nueva distribuidora de Marvel Comics resultó no disponer de la infraestructura necesaria como para manejar la inmensa cantidad de cómics que Marvel producía.

Debido a la mala estrategia de distribución de Marvel Comics, Heroes World Distribution se vio obligada a establecer cuotas mínimas para sus pedidos. Esto obligaba a las tiendas de cómics a comprar un mínimo mensual de cómics de la editorial para poder disponer de ellos. Esto supuso que muchas tiendas dejaran de comprar cómics Marvel debido a que no podían permitirse comprar el lote mínimo.

Esta crisis de Marvel se sumó a la crisis por saturación que sufrió la industria en general durante la década de los 90 y provocó que Marvel lograra unos resultados pésimos.

Esta enorme crisis provocó que algunos de los mejores artistas de Marvel, por miedo a la quiebra dejaran la editorial para irse a trabajar a otras como DC Comics o a la recién llegada Image Comics.

Esta suma de tantos factores causó que Marvel casi entrara en quiebra. Por ello, lo único que podía salvar a la editorial era realizar una venta de los derechos cinematográficos de sus personajes.

Finalmente, en 1993, Marvel vendió los derechos de los X-Men y los 4 Fantásticos a 20th Century FOX y en 1998 vendió los derechos de Spiderman y todos sus personajes secundarios a SONY. A su vez, Disney compró los estudios cinematográficos de Marvel, Marvel Studios y desde entonces han creado juntos el Universo Cinematográfico de Marvel.

Cronograma de la pérdida de los derechos de los personajes de Marvel

Entonces, la distribución de los derechos de los personajes Marvel quedó de la siguiente manera hasta el año 2016:

Gráfico de los derechos de los personajes de Marvel

La recuperación:

Allá por 2016, tanto Sony como FOX habían estado explotando las franquicias de los personajes cuyos derechos poseían al máximo posible. Fue este año cuando Marvel y Sony llegaron a un acuerdo para compartir los derechos del personaje de Spider-man. Ese mismo año, el personaje salió en su primera película dentro del Universo Cinematográfico de Marvel: Capitán América: Civil War.

Desde entonces, Disney se ha esforzado por conseguir de nuevo los derechos de los personajes que poseía FOX hasta que en el año 2019, Disney compró a 20th Century FOX, regresando así los derechos de los X-Men y los 4 Fantásticos a Marvel.

Aún no sabemos que deparará el futuro para Marvel Studios con los derechos de todos sus personajes listos para ser utilizados. Eso sí, estamos seguros de que será algo grande…

Bienvenidos a Super Ficción, tu web de fantasía, superhéroes y ciencia ficción.

¡Déjanos tu opinión aquí!

A %d blogueros les gusta esto: