CÓMICSOTRAS EDITORIALES DE CÓMICS

Bone, de Jeff Smith: una obra maestra de la fantasía (Reseña)

Hoy os traemos la reseña de Bone, de Jeff Smith, que es uno de los máximos exponentes del cómic independiente americano. Con una historia de publicación muy compleja, empezó a publicarse en 1991 y finalizó en 2004, con un total de 55 números. Repasaremos las virtudes de éste cómic que tanto bebe de la tira cómica y que se acaba convirtiendo en un magnífico ejemplo de lo que debe ser una historia de fantasía.

Más de lo que parece

Bone es más de lo que parece. Y esto puede entenderse en varios sentidos. En primer lugar, al ver el diseño de las criaturas que protagonizan el cómic, podemos pensar que es algo muy distinto. Puede parecernos que es un cómic infantil, con muñecos de protagonistas de cierto estilo Disney clásico. Quizá un primer vistazo puede llevarnos a pensar que es un simple cómic infantil y no una gran obra de fantasía. En ese caso, nos equivocaríamos.

Por otro lado, los propios protagonistas (estos muñecos) son también más de lo que parece, en el mismo sentido que los Hobbits en El Señor de los Anillos. Al igual que en esta obra, veremos que el mayor de los valores puede cobijarse en las criaturas más pequeñas.

Como otras muchas historias de fantasía, se puede considerar una trilogía

Aunque después llegaremos a las distintas ediciones, en alguna de ellas se ha publicado en tres tomos. Y es que, se dividan los 55 números de una forma u otra, se pueden distinguir tres arcos argumentales muy claros. En Astiberri los han llamado “El Valle”, “Phoney contraataca” y “Amigos y enemigos”.

La premisa es sencilla, y la hemos visto mil veces, de un modo u otro. El protagonista, Fone Bone, es exiliado junto a sus primos Smiley BonePhoney Bone de Bonesville, su pueblo natal (que nunca llegaremos a ver). En este camino, en el que se pierden y Bone (llamaremos así al protagonista), se encuentra a un dragón muy misterioso, mientras huye de las temibles y estúpidas mostrorratas. Acaban llegando a la ciudad del Valle, donde también todo es más de lo que parece. En esta reseña no os vamos a contar gran cosa de Bone. Hay quien podrá decir que en Bone realmente la historia es lo de menos, pero yo creo que merece la pena ir sorprendiéndose con ella.

Fone Bone Phoney Bone Smiley Bone

Los personajes, gran parte de la fortaleza del cómic

Como suele ocurrir en las obras de ficción, para que realmente funcionen necesitamos buenos personajes. Y aquí eso se cumple con creces. Antes he comentado que el estilo de dibujo de la familia Bone puede recordar a Disney. Si seguimos con esta comparación, para entendernos, Fone Bone podría ser una especie de Mickey Mouse, valiente y sensible, Smiley un Goofy, alegre y aparentemente estúpido y Phoney sería una mezcla de Tío Gilito, por lo tacaño, y Pato Donald, por lo cascarrabias. El destierro del principio es culpa de Phoney, que no para de crear problemas, y aún así, le tienes cariño.

Hay muchos más personajes impresionantes. Por ejemplo, en el Valle, con un papel crucial también, tenemos a Thorn, una granjera que resulta ser mucho más, y que es la amada de Bone, su Abuela Ben, el posadero Lucius o el insecto hoja Ted. El villano de la saga será el Señor de las Langostas, a través del Encapuchado, que no es más que un Señor Oscuro que ostenta un gran poder. Bajo su mando estará Kingdok, el rey de las monstrorratas, unas criaturas aparentemente malvadas pero, como veremos con las dos que aparecen una y otra vez, no son más que soldados cobardes.

monstrorratas bone reseña

Muchos “gags” y aventura

Como hemos dicho antes en esta reseña, Bone bebe mucho de las tiras cómicas. Se nota mucho esta intención en Jeff Smith, que llena su cómic de gags que directamente provocan una carcajada. Es el caso de, por ejemplo, la famosa escena de “estúpidas, estúpidas monstrorratas” o la escena en la que Bone dice que en cualquier momento caerá el invierno y, literalmente, le cae el invierno encima. Este tono humorístico se combina con otras cosas que, dentro de lo divertidas que son, también resultan épicas, como es la carrera de vacas.

Bone pagina Jeff Smith

La diversión no es la única emoción que te despertará Bone. Sentirás mucha ternura por Bone cada vez que intente leer un pasaje de su novela favorita, Moby Dick, provocando siempre que todo el mundo se duerma. Sentiréis terror en algunos momentos. Sentiréis mucha intriga con personajes como la Abuela Ben o Roque Ja, porque Bone es una obra maestra en cuanto a worldbuilding. Vais a sufrir mucho con los personajes, a los que querréis que les vaya bien. Y, sobre todo, por encima de todas esas cosas, sentiréis la pasión de la aventura. Todos estos elementos hacen de Bone una obra maestra.

La edición

Como hemos comentado, Bone se publicó en Estados Unidos en 55 números en grapa (si no sabes qué es exactamente una grapa, siempre puedes leer nuestro diccionario comiquero), aunque ya se ha reeditado de todas las maneras posibles. En España, gracias a Astiberri, tenemos múltiples opciones para hacernos con esta joya del noveno arte.

Por un lado, la tenéis disponible en nueve tomos en tapa dura con sobrecubierta con un precio que oscila entre los 15 y 20 euros. También la tenéis en una opción muy económica, que son nueve tomos de tapa blanda tamaño bolsillo de 9 euros cada uno. Otra opción es la edición de lujo de tres tomos en blanco y negro (como se publicó en su momento), de unos 45 euros cada uno. Por si esto fuera poco, pronto tendremos en un integral toda la colección, en un tomo en rústica de 1376 páginas, con el que podréis leer todo Bone por solo 45 euros. Una oportunidad de oro.

Ilustracion Jeff Smith

Por si no os ha quedado claro con esta reseña, Bone es un imprescindible. Si te gusta leer cómics, no debes perdértelo. Si además te gusta el género de fantasía, es que ya estás tardando.

 

Bienvenido a Súper Ficción, tu web de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba