Reseña del Batman de Morrison: Batman y Robin Renacidos (5)

Batman Robin Morrison

Llegamos por fin al punto en el que el Batman de Grant Morrison empieza a hacerse mítico, llegamos al Batman y Robin: Renacidos. Si hay algo por lo que los lectores recuerdan a Morrison y a su Batman, eso empieza en el tomo de hoy. Tras lo maravilloso que fue Batman RIP, llegamos a la historia que el autor siempre quiso contarnos.

La edición

Como es ya habitual en nuestras reseñas del Batman de Morrison, conviene dedicar unas palabras a lo que está siendo el Batman Saga de ECC. Como solemos decir, resulta un tanto complejo, al publicarse a la vez y con el mismo formato los Batman Saga de Scott Snyder, Tom King y el propio Grant Morrison. Además de esto, se están incluyendo tanto los tomos pertenecientes a las series centrales de Batman en cada momento como los relacionados. Nuestra numeración no coincide, pues, con la de ECC, ya que nosotros estamos reseñando exclusivamente los tomos escritos por Grant Morrison. Los que seáis completistas podéis acudir a la guía de lectura de ECC.

Este tomo es, además, un cambio de volumen (¿no sabes qué es un volumen? lee nuestro diccionario comiquero). Conviene, por tanto, pararnos a repasar lo que llevamos hasta ahora:

  1. Batman e hijo.
  2. La Resurrección de Ra’s al Ghul.
  3. El Guante Negro.
  4. Batman RIP.

El tomo de hoy, en una muy cuidada edición (como todos en esta colección), tiene 168 páginas y un precio de 29,95 euros.

Los autores

El guión es, como siempre en esta serie de reseñas, de Grant Morrison. Hace aquí un trabajo enorme, no buscando ya la locura habitual (que tiene también mucho de eso), sino regalándonos una historia sencilla, entretenida y con una profundización en lo personajes interesante y necesaria.

Al dibujo tenemos, al menos al principio, al también escocés Frank Quitely, que funciona a las mil maravillas con Morrison. Su dibujo nos llama la atención desde la primera portada, que con esos colores tan llamativos y con esa sencillez ya nos da ganas de leer el cómic. Al cargo de los siguientes números está Philip Tan, que, aunque supone una bajada de nivel respecto a Quitely, cumple con creces.

Batman Robin Quitely

Batman y Robin de Morrison: luz y oscuridad

En la ingente y buena cantidad de lecturas que tiene Batman, siempre me ha interesado más, personalmente, cuando un autor aprovecha la dinámica de Batman y Robin que cuando hace de Batman un solitario. Bruce Wayne es un personaje solitario, pero eso no impide que su relación con Robin pueda ser muy bien utilizada. Además, son muy interesantes como contrapunto el uno del otro. Porque Batman es oscuridad y Robin es luz. Excepto en el caso de la etapa de Morrison, donde Batman es luz y Robin es oscuridad. ¿Cómo es posible?

Tiene un truco más que claro. Si habéis leído la reseña del Batman RIP, sabréis que (sin entrar en detalles) Bruce Wayne está desaparecido. ¿Quiénes son, entonces, Batman y Robin? Batman es ni más ni menos que Dick Grayson, el primer Robin, Nightwing y, si lo conocéis, pura bondad e inocencia. El manto de Robin será tomado por Damian Wayne, el hijo de Bruce que, encima de ser tan oscuro como su padre, ha sido criado por la Liga de los Asesinos.

Juntos crean una dinámica que funciona a la perfección, por varios motivos. Primero, funciona como reflejo de la clásica dinámica Batman-Robin, y resulta muy divertido verlos ser exactamente lo contrario de lo que estamos acostumbrados. Además, podemos sentir de forma orgánica y no por el enésimo reboot que es algo nuevo, que es una relación que se está forjando por primera vez. Que Dick Grayson sustituya a Batman tiene todo el sentido del mundo, es para lo que lo hemos visto prepararse durante años. Por supuesto, resultará muy interesante verlo preocuparse por estar a la altura del legado.

Batman Robin Morrison viñeta

La contrapartida inmediata: Capucha Roja y Scarlett

Batman necesita a un opuesto. No estamos hablando necesariamente de un Joker, aunque en el final del cómic tendremos a una especie de nuevo Joker. Este Batman es diferente, Gotham es diferente. Aunque no todos lo sepan, Batman ya no está. Pero Batman es más que un héroe, es una idea, y alguien tiene que continuar su misión.

Dick y Damian no serán los únicos. Enseguida aparecen Capucha Roja y Scarlett, su nueva sidekick, dispuestos a ocupar ese hueco. Tienen, por supuesto, una manera muy distinta de afrontarlo. Nuestro dúo dinámico quiere continuar lo que Batman empezó; Capucha Roja y Scarlett quieren superarle, estando dispuestos a matar.

Por si no sabéis la identidad de Capucha Roja (cosa que me extrañaría a estas alturas), se trata de un personaje también íntimamente relacionado con Robin, lo que permite plantear esta historia como una reflexión sobre lo que significa ser Robin.

capucha roja

El punto de partida definitivo

En las anteriores reseñas, os hemos ido diciendo si hacía falta haber leído lo anterior para cada tomo. En este caso, siendo un nuevo volumen, no podríamos estar ante un mejor punto de entrada. Batman y Robin empiezan aquí sus aventuras. Eso sí, como siempre, conviene conocer a los personajes. Más especialmente en el caso de Damian Wayne, que aquí es todavía un personaje muy nuevo. Una opción factible, si alguien no quiere leer toda la etapa de Morrison, sería empezar por Batman e hijo y después pasar directamente a este, simplemente sabiendo que Bruce Wayne ha desaparecido.

Este tomo no es más que el comienzo, este fantástico Batman encarnado por nuestro Robin de siempre y el interesantísimo Robin de Damian Wayne comienzan a dar sus primeros pasos. Todo ello desemboca en una relación de equipo magnífica, absolutamente refrescante, que muchos lectores, entre los que me incluyo, añoramos. A veces, nos gustaría que los cambios de statu quo en los universos superheroicos pudiesen ser más estables.

Bienvenido a Súper Ficción, tu web de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

¡Déjanos tu opinión aquí!

A %d blogueros les gusta esto: