Tu web con noticias de superhéroes, fantasía y ciencia ficción.

Final Fantasy VII REMAKE frente al original (parte 3)

Otra semana más traemos ante vosotros la comparativa de Final Fantasy VII REMAKE con su original de PlayStationLa obra de la desarrolladora Square Enix ha generado bastantes diferencias de opiniones entre los fans. Hoy os vamos a contar todo lo que ocurre desde que la plataforma del sector 7 cae sobre los suburbios. ¡Cuidado con los spoilers!

Si no has tenido la oportunidad de leer la parte 2, puedes acceder a ella desde aquí.

El mundo es una ruina

Lo último que vimos de Final Fantasy VII REMAKE, si recordáis,  fue como Cloud, Tifa y Barret cayeron con la plataforma. Los tres salieron ilesos, pero cuando observaron a su alrededor la destrucción que Shinra había ocasionado, un sentimiento sobrecogedor les recorrió por dentro. Barret estaba más destrozado si cabía, pues creía que le habían asesinado a su pequeña Marlene.

Cloud y Tifa recuerdan entonces lo que Aeris les dijo en la retransmisión que acababan de ver y supusieron que había logrado salvar a la pequeña. En cuanto se lo dijeron a Barret, éste no pudo contenerse y emprendió el camino hacia donde debía estar su hija, la casa de Aeris.

Casa de Aeris y Elmyra

Recorriendo los caminos hasta allí podemos observar la devastación que han sufrido los suburbios, algo que en el juego original no podíamos palpar con tanta facilidad, simplemente debíamos imaginar que, efectivamente, mucha gente había muerto.

El remake nos muestra a la población destrozada, pues se habían salvado muchos gracias a Wedge y Aeris, pero lo habían perdido todo: sus casas, sus tiendas y todos sus efectos personales. La ruina llamaba a sus puertas.

Una vez llegan a casa de Aeris, Barret entra como un mastodonte, dando voces y llamando a su pequeña, pero Elmyra lo detiene y le dice que Marlene está durmiendo. Una vez se ha calmado, Cloud le pide explicaciones a la mujer, pues algo ha escuchado por ahí acerca de los Ancianos.

Marlene y Barret se reencuentran

Elmyra les cuenta entonces que Aeris es la última de una antigua raza conocida como los Ancianos. También les revela que no es su hija de sangre, sino adoptiva. Un día, Aeris y su verdadera madre aparecieron en la estación de los suburbios. La mujer estaba moribunda, y la niña no podía hacer nada si no llorar.

En esto llegó Elmyra, que iba a ver si por fin su marido había vuelto, pues era militar y estaba en la guerra contra Wutai. Viendo el panorama y sintiéndose completamente sola, no pudo hacer otra cosa que adoptar a Aeris y cuidarla como a su propia hija.

Cuenta como Aeris le hablaba de su raza y también de la Tierra Prometida, la cual mantiene en estado de obsesión al Presidente Shinra. Por esto, tuvo a Aeris y a su madre biológica encerradas en el laboratorio de Hojo, el director del departamento científico de Shinra y un perturbado. Esta parte no aparece como tal en el original, es algo que debemos deducir como jugadores.

Durante esta parte ocurre algo que, personalmente, llama mi atención. Cuando Aeris no es más que una niña y vive ya en casa de Elmyra, aparece Tseng. Esto no sería extraño si no se ha jugado a Final Fantasy VII: Crisis Core, pero habiéndolo jugado, esta escena chirría bastante, por no decir que tira al traste gran parte de lo que implicaba este título en el lore del juego.

Final Fantasy VII: Crisis Core

Excepto por el detalle de Tseng, diría que Final Fantasy VII REMAKE nos muestra de forma mucho más clara la historia de Aeris y la situación a la que se enfrentan nuestros héroes en este punto de la historia que el original, siempre debido a limitaciones técnicas.

A partir de este punto vienen partes nuevas que el original no incluía. El grupo decide entonces volver al sector 7 para buscar a los miembros de AVALANCHA que hayan sobrevivido. Pero cuando llegan cerca de donde debería estar el Séptimo Cielo, de repente caen por un agujero y el grupo se separa.

Comenzamos controlando a Barret, y debemos abrirnos paso por los pasillos de lo que parece un laboratorio de Shinra a base de tiros. Cuando avanzamos un poco, nos encontramos con Tifa y con Wedge, que parece haber sobrevivido al derrumbamiento.

En este lugar se deben enfrentar a unas abominaciones, experimentos de Shinra con mako que atacan a Tifa y Barret. Éstos aguantan la oleada de enemigos, hasta que finalmente aparece Cloud para salvarlos. Los tres ya juntos deciden volver a casa de Elmyra para que Wedge pueda recuperarse.

Una vez allí, deciden que es momento de rescatar a Aeris, pues antes estaban reticentes debido que Shinra nunca obligó a su amiga a ir con ellos. Pero después de ver la clase de experimentos que se podían llevar a cabo, no pueden jugársela. Dejan a Wedge con Elmyra y Barret se despide de su pequeña (un momento precioso).

Wedge, no te mueras :(

Están decididos a ir a rescatar a Aeris, que por si no lo habéis notado, es una “niño” muy especial para todo el mundo. Pero el asunto está complicado, pues no hay forma de subir desde los suburbios sin ser detectados. ¿Qué pueden hacer entonces? Lo único que se les ocurre es ir a ver a Don Corneo, él sabrá una forma de subir.

Pero, después de irse de la lengua y permitir que mucha gente inocente fuera salvada, Shinra se la tenía jurada a Corneo. Así pues, el cobarde baboso sale por patas hacia las alcantarillas. Nuestros héroes llegan a su mansión y se encuentran con Leslie, el puerta de Corneo, que les pide ayuda para acabar con él. A cambio, el puerta ayudaría al trío a subir por la plataforma derruida.

Tras una misión algo repetitiva en la cloacas, encuentran al magnate, y Leslie va a por Corneo solo. Pero parece que está en problemas, pues éste es más listo de lo que parece y le tiende una trampa antes de que el puerta intente acabar con él. Corneo vuelve a irse de la lengua y le cuenta que Shinra planea crear Neo-Midgar, en pos de encontrar la Tierra Prometida de los Ancianos.

Tras esto, entran en escena Cloud, Tifa y Barret, los cuales deberán volver a luchar contra Abzu. Una vez derrotado, Corneo logra escapar. Leslie, cumpliendo con su parte del trato, les entrega a nuestros héroes unos ganchos que les ayudarán a poder escalar entre los escombros justo antes de marcharse a buscar a su novia desaparecida.

Trepando desde la ruina

Una vez armados con los ganchos, Cloud, Tifa y Barret llegan a la pared tras la que se encuentran las ruinas del sector 7. Después de un aviso que nos indica que tardaremos en volver por allí, nos ponemos en marcha.

En el juego original no se llega a sentir la magnitud de los hechos acontecidos, pues la escalada es una pantalla bastante corta y que no nos muestra gran cosa de cómo han quedado los suburbios. En Final Fantasy VII REMAKE, el capítulo que ocupa la escalada, está lleno de sensaciones. Desde la angustia de ver toda la destrucción ocasionada por Shinra, hasta la ira contra los enemigos que intentan detener el avance del trío.

Muro del sector 7

Podremos movernos entre los diferente niveles con el gancho de Leslie y nos encontraremos cantidad de enemigos voladores, por lo que Barret tendrá que sernos realmente útil si no llevamos a ningún personaje con magias poderosas.

Por fin, llegamos al edificio Shinra. En el original teníamos dos posibilidades llegado este punto: o ir por la puerta de atrás y subir infinidad de pisos, presenciando unas conversaciones bastante tronchantes; o ir de cara por la puerta principal. Final Fantasy VII REMAKE nos recuerda esto, pero no nos deja ir de cara ni subir escaleras. Tocará infiltrarse por los garajes. Según ven mientras avanzan, la seguridad del edificio es bastante suave, no se encuentran demasiados problemas.

El original nos mostraba un edificio lleno de detalles y algún que otro minijuego, siendo una de las partes más importantes y donde podíamos aprender todo lo que Shinra implicaba y pretendía llevar a cabo. En el remake, todo habrá cambiado considerablemente, pero sigue cumpliendo esta función, añadiendo zonas como el museo, donde te presentan a todos los altos cargos de la empresa eléctrica a través de un vídeo y el simulador de combates.

Con el tiempo, encontramos a Domino, el alcalde de Midgar, un puesto que es de pega, pues quien realmente manda en la ciudad es el propio presidente Shinra. Domino nos revela que si no se han encontrado problemas para subir ha sido gracias a su colaboración. En efecto, el alcalde forma parte de AVALANCHA y les cuenta cómo pueden llegar al departamento científico, donde está Aeris.

Domino, alcalde de Midgar

Siguen subiendo a través de los pisos hasta llegar donde se encuentra su objetivo. Por el camino, Cloud debe hacer frente a más idas de olla de las suyas. Finalmente encuentran a Aeris encerrada en un cubículo de cristal. También está allí Hojo, el científico colgado que os dijimos antes.

A través del siempre útil método de la destrucción gratuita, hacen huir a Hojo y sacan a Aeris del tanque. Pero por el caminos salvan también a un cuadrúpedo que parece un mix de perro y tigre tuerto y rojo. Éste persigue a Hojo con intenciones no pacíficas, pues parece que le ha hecho sufrir bastante. Pero el científico es bastante listo y consigue escaquearse.

Una vez Hojo se ha escapado, el animal muestra otra característica a nuestros héroes: puede hablar, y además con una voz genial. Se presenta como Red XIII y se une a nuestro grupo para ayudarles a escapar de allí.

Red XIII

El juego original hacía que Red XIII y Aeris tuvieran un roce forzado por Hojo, encerrándolos en la misma estancia, pero cuando consiguen escapar, Red le pide disculpas a Aeris, pues tenía que hacer el paripé para que Hojo no sospechara. Tras esto, nuestros héroes son encerrados en celdas y es cuando salen que pueden seguir avanzando.

Final Fantasy VII REMAKE cambia esto, haciendo que los personajes tengan que enfrentarse a Hojo llevando a cabo una serie de pruebas en su laboratorio. Pero antes, Aeris lleva al grupo a su antiguo cuarto, donde les cuenta que es una Anciana y por qué Shinra está interesada en ella (tarde, Elmyra ya nos contó todo). También nos dice que no sabe dónde está la Tierra Prometida y que desconoce los secretos de los Ancianos.

Comienzan las pruebas del laboratorio, y la estancia en las que hay que llevarlas a cabo es siniestra. En el centro se encuentra un espécimen llamado JENOVA. Este hace que Cloud tenga una ida de olla brutal, haciendo que llame madre al bicho. El grupo tendrá que enfrentarse a diversos combates contra experimentos creados por Hojo. Estos experimentos han recibido células de JENOVA, haciendo que muten y consiguiendo un gran poder.

Hojo

Cloud, Barret y Red XIII (este último no puede controlarse. Mal Square Enix, mal) se separan de Tifa y Aeris. En este punto habrá que cambiar de grupo constantemente, obligándonos o a intercambiar materias constantemente o a haber subido de nivel una materia de cada para cada personaje (normalmente ocurrirá lo primero). Aparecerán enemigos conocidos del título original.

Una vez ha terminado con todos los experimentos, deben ir a la azotea, pues Wedge, que ya está mejor, nos ha preparado un rescate en helicóptero. Yendo hacia la azotea, encuentran al presidente Shinra colgando de una cornisa como un chorizo de una panera (chiste rural, si lo entendiste, comparte con tus amigos este artículo).

Barret es el encargado de ir a ver qué le pasa al presidente, y después de mucho pensárselo, decide salvarlo. ¡Qué buenazo el Barret este! Una vez dentro, el presidente, que definitivamente podemos tratarlo como a una rata de cloaca, saca una pistola y amenaza la vida del hombretón que acaba de salvar la suya.

En esto, aparece el único, el inigualable, aquel por el que todos los fans del juego están aquí, el que la tiene más larga (la espada), Sefirot. En un abrir y cerrar de “Hojos” (hoy estoy chistoso), trincha al presidente como a un pavo, y después va, y apuñala a Barret también, ¡el muy mamarracho!

Presidente Shinra apuñalado

Debo decir que en este momento me puse tenso, casi me creo que Barret iba a morir. Pero en esto aparecieron los Ecos, los espectros que danzan al son del destino y le curan la herida. Cloud intenta perseguir a Sefirot, que se escapa, pero no sin antes dejar un regalo de despedida. Tendremos que combatir contra JENOVA Alfa, el primer combate contra este ser del juego.

Una vez lo hemos derrotado, tendremos que salir por patas de allí. Llega el esperado helicóptero de AVALANCHA, pero no todo sale bien. Otro helicóptero derriba la única vía de escape del grupo. Y qué sorpresa, en ese vehículo no va otro que el mismísimo Rufus Shinra, hijo del presidente y ahora Presidente.

Rufus Shinra y Tiniebla

Cloud se enfrenta en solitario a él y a su perro de guerra, Tiniebla. Tras una batalla bastante problemática, pues Rufus no dejará de contraatacar a todo lo que le echemos, Tifa vendrá a buscarte y podréis escapar. Por su lado, Aeris, Barret y Red se enfrentarán en los ascensores al último de los jefes del edificio, otra máquina enorme llena de cañones. Una vez lo derrotemos, estaremos a punto de culminar la huida.

Huida a toda velocidad hacia la ruina

Si habéis jugado al título de 1997, recordareis la frenética huida en moto y camioneta que se marcan nuestros héroes. Final Fantasy VII REMAKE no iba a ser menos. Lejos de ser un mero minijuego, en el remake tendremos que cargarnos a todo tipo de enemigos, ayudados por Barret, que les inflará a tiros y Red XIII, que nos curará de vez en cuando.

Una secuencia de lo más frenética debería suponer el fin, como ocurría en el original. Pero este es el final de un juego, y no podía haber sido de otra forma sabiendo que Nomura está detrás de esta obra. Al final del camino podremos recuperarnos por última vez antes de ver a Sefirot entrar en una dimensión extraña generada por los Ecos. Éstos no querían dejarnos pasar más allá, pero el grupo no se deja amedrentar y avanza con pies firmes.

Nos llama la atención algo antes de continuar. En un flashback aparece un tipo moreno con el uniforme de SOLDADO que…, un momento, ¡lleva la espada mortal! ¿Quién es este misterioso SOLDADO? Ahora lo veremos.

La entrada al final

Comienza la batalla final

Entramos en la dimensión de los Ecos y lo primero que vemos en un enorme bicharraco que se llama Presagio. Como ya nos viene acostumbrando antes de un final apoteósico, Nomura nos hace luchar en un lugar donde hay edificios volando y los personajes muestran unas velocidades y fuerzas que durante el juego son inalcanzables.

Presagio

Tras luchar contra tres manifestaciones del presagio mayor y derrotarlas en un batiburrillo de escombros, podremos machacar al jefe y derrotar al destino. Pero claro, esto no es suficiente. El verdadero enemigo está por llegar.

En esto aparece Sefirot y nos tira unos cuanto edificios encima, porque sí, porque es Sefirot y los edificios no son nada para él. Cuando los esquivamos estamos solos con Cloud y empiezan a sonar esos violines que a todos nos gustan. Empieza la batalla final.

Cloud contra Sefirot

A medida que vamos avanzando en la batalla, se van uniendo nuestros compañeros. La primera en llegar es Aeris y después llega Tifa, siempre después de darle unas cuantas piñas al bueno de Sefirot (es como Marco, siempre buscando a su madre). Durante esta batalla tendremos visiones de hechos que ocurrirán en el futuro. Entre estos hechos están la caída de Meteorito sobre Gaia o un lago misterioso y una materia cayendo de algún lugar (algunos ya sabéis que es lo que va a pasar).

La espectacular batalla termina, pero Sefirot se lleva a Cloud a un sitio indefinido donde intenta que le ayude a conseguir sus objetivos. Cloud se niega y Sefirot desaparece súbitamente. Comenzamos a ver cinemáticas de cómo Rufus obtiene el poder y se presenta ante los altos cargos de Shinra, excepto a Hojo, que está partiéndose de risa observando cómo ha quedado su laboratorio.

La siguiente escena es el SOLDADO moreno con la espada mortal. Aparece rodeado de cuerpos de soldados de Shinra, y llama a Cloud, ¿quién es este muchacho? Pues bien, aquellos que jugaron a Crisis Core lo saben, es el mismísimo Zack Fair, el cual parece haber sobrevivido, ¿habrá cambiado su historia?

Zack Fair

Seguimos viendo qué pasa por ahí, vemos como la gente de los suburbios intenta seguir con su vida, arreglando todo lo ocasionado por la empresa eléctrica. Y vemos algo que nos impacta, en el orfanato de Biggs no está otro que… ¡Biggs! Ha sobrevivido de alguna forma, tendremos que esperar a siguientes entregas.

Lo último que vemos es a Marlene llamando a una flor “papi” (esta niña necesita un psicólogo ya). Y de repente aparece Barret llamando a Marlene en la distancia. El grupo sigue unido, y deciden que lo único que les queda es ir tras Sefirot. Antes del final, aparece Zack cargando con Cloud en un flashback, y cruzándose con Aeris y Cloud en el presente. La frase final: “The Unknown Journey Will Continue”, nos brinda el final definitivo de este Final Fantasy VII REMAKE.

Esperamos que hayáis disfrutado de esta comparativa, pero esto no termina aquí. La semana que viene volveremos con algunas teorías acerca de la siguiente entrega, lo que pensamos que debería contener y cómo va a continuar la historia de Final Fantasy VII REMAKE. ¡Os esperamos!

Bienvenidos a Súper Ficción tu web de fantasía, superhéroes y ciencia ficción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.