VIDEOJUEGOS

Legends of Runeterra: Primeras impresiones

Legends of Runeterra, el nuevo juego de cartas que Riot Games nos prometió, ya está aquí y llega con fuerza.

 

¿Qué es Legends of Runeterra?

Legends of Runeterra (o LoR para los amigos) es un juego de cartas coleccionables digital basado en el mundo de League of Legends, el famoso MOBA que reúne a millones de jugadores de todo el mundo cada día. LoR es el primero de varios proyectos de Riot Games para expandirse a otros géneros y se propone conquistar la escena hasta ahora dominada por títulos como Hearthstone.

La premisa es sencilla: en cada partida dos jugadores se enfrentan con sus mazos personalizados, turnándose para atacar usando distintas unidades y hechizos hasta reducir la vida del nexo rival a cero. Es una fórmula más que explorada en este tipo de juegos, así que toca preguntarse qué novedades trae LoR consigo.

 

Lo nuevo y lo viejo

Con un vistazo rápido podemos encontrar bastantes similitudes entre LoR y algunos de sus predecesores espirituales como Hearthstone o Magic: The Gathering, aunque añadiendo su sello de identidad. Nuestros mazos cuentan con distintos tipos de cartas, entre los que destacan los campeones. Estos campeones son los mismos que podemos controlar en League of Legends y tienen la particularidad de “subir de nivel” cuando se cumplen ciertas condiciones, volviéndose así más poderosos.

También destacan los hechizos, que son las cartas más versátiles debido a su gran variedad de efectos. Los hay con distinta “velocidad”, por lo que mientras que unos pueden usarse en cualquier momento, otros se verán limitados a momentos específicos de cada ronda. Esta mecánica es una de las más entretenidas, ya que fomenta la interacción continua entre ambos jugadores al darles la oportunidad de responder en el momento a las jugadas del rival.

 

 

Como es ya habitual en los juegos de cartas, el apartado artístico es un pilar fundamental y Legends of Runeterra no decepciona en ese aspecto. Todas las cartas cuentan con una magnífica ilustración del estudio SIXMOREVODKA y no se limitan a lo que vemos dentro del marco de la carta, sino que en todo momento podemos desplegar una versión a pantalla completa de la imagen con algo de texto de acompañamiento. Tanto la estética como el apartado sonoro van acorde a lo que estamos acostumbrados en su hermano mayor (League of Legends) y contribuyen a esa cohesión que Riot Games busca crear entre sus títulos.

 

 

Contenido

Hoy por hoy el juego dispone de cuatro modos de juego relativamente básicos. El primero que se nos presenta es el tutorial, donde se explican las mecánicas básicas y nos presentan pequeños desafíos donde ponerlas en práctica. También cuenta con un vs IA para probar nuestros mazos contra oponentes controlados por la máquina y un vs Jugador, donde seguramente pasemos la mayor parte del tiempo. Hay dos colas separadas para el juego casual y el competitivo (con las ya conocidas partidas clasificatorias), además de tener la opción de retar a jugadores de nuestra lista de amigos.

La adición más reciente es el modo Expediciones, similar a La Arena de Hearthstone. Aquí tendremos que construir un mazo partiendo de una serie de elecciones que se nos presentan y competiremos contra gente en nuestra misma situación para acumular tantas victorias como nos sea posible para recibir recompensas. Eso sí, si sufrimos dos derrotas consecutivas quedaremos eliminados.

 

 

Monetización

Otro punto importante es la monetización o cómo planean asaltar nuestra cartera. No temáis, Legends of Runeterra es Free to Play y sus desarrolladores han declarado su intención de diferenciarse en modelo de negocio. No podremos comprar paquetes de cartas aleatorias. Así es, nada de abrir incontables paquetes llenos de cartas repetidas con la esperanza de encontrar justo la que necesitamos para completar nuestro mazo. En su lugar podremos comprar Comodines para intercambiar por la carta que queramos, además de opciones cosméticas para personalizar nuestro tablero.

Existen varios métodos para conseguir nuevas cartas. Jugando y completando misiones seremos recompensados con puntos de experiencia con los que desbloquearemos recompensas en forma de los ya mencionados comodines. Cartas aleatorias y también cristales que sirven para craftear cartas. Además, cada región del juego cuenta con su propia línea de progreso para obtener cartas de esa región y podremos cambiar entre ellas en cualquier momento para elegir qué contenido desbloqueamos primero.

 

 

Conclusiones

¿Es Legends of Runeterra el soplo de aire fresco que necesitaba el género de los juegos de cartas? ¿Podrá destronar a Blizzard? Estas son preguntas que nos hacemos desde que el título fue anunciado y lo cierto es que aún es pronto para saberlo.

Hay que tener en cuenta que LoR sigue en desarrollo, el balance de poder entre los mazos o la interminable depuración de bugs. A pesar de eso existen razones para ser optimistas.

La jugabilidad está muy pulida y las partidas están llenas de dinamismo con sorpresas y remontadas inesperadas. Visualmente es una delicia y presenta una forma alternativa de explorar el mundo de Runaterra y los personajes que la habitan. Quizás su mayor punto fuerte sea la forma de conseguir cartas, aunque debemos esperar para saber si realmente así. Recordad que todo está sujeto a cambios.

Legends of Runeterra está en betaen PC desde el día 24 de enero y se espera la salida oficial durante la primera mitad de 2020. Estará tanto en PC como en dispositivos móviles. Mientras tanto podéis probar el juego desde su página web oficial.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba